Colegio San Bernardo Abad

P.E.I


El presente Proyecto Educativo Institucional (PEI) es el instrumento orientador del quehacer organizacional de la comunidad educativa, en él se encuentra la interpretación de la realidad social del sector en que está inserto el colegio, la Visión que impulsa y alienta los esfuerzos de la comunidad, la Misión que se pretende alcanzar como parte de su desarrollo planificado y coherente con sus principios fundacionales, y las virtudes que se deben formar y desarrollar en los alumnos y alumnas.

De esta explicitación del PEI se deben derivar los planes y reglamentos específicos que permitan abordar y alcanzar la Misión que la Fundación San Pedro le ha entregado a la comunidad educativa organizada de su colegio, por ejemplo, el Reglamento de Convivencia y la orientaciones derivadas del Plan Pastoral.

Este esfuerzo de la comunidad educativa y de la Fundación San Pedro tiene como finalidad establecer las líneas rectoras y orientadoras para los distintos agentes educativos que trabajan al interior de su organización, para los alumnos que se integran y que son parte de esta comunidad y a sus familias que colocan en la institución sus esperanzas de un futuro mejor para los suyos; de manera tal que cada uno de ellos ponga sus mejores esfuerzos, talentos y potencialidades para dirigirse hacia el fin que en este proyecto se indica.

Este planteamiento surge como respuesta firme y clara al creciente individualismo de la sociedad contemporánea y al secularismo que considera que la formación de personas se circunscribe al ámbito de lo académico, identificando la educación en la Fe de las personas como una acción prescindible o disociada de la labor educativa.

En consecuencia, la formación religiosa integral de Fe y Vida es el objetivo central del Colegio Polivalente San Bernardo Abad, objetivo del que se infiere, como consecuencia inherente a él, la formación académica, familiar y social.

“Construyamos la Persona que hay en cada joven y se tendrá al alumno(a) competente, al hijo(a) responsable y al agente de cambio social”.

En estos sectores se encuentran uno de los más dramáticos problemas de vida y convivencia de la comuna, puesto que son lugares donde han llegado familias erradicadas de diferentes comunas, con altos índices de cesantía, vulnerabilidad social y riesgos de consumo de drogas y también con altas tasas de delincuencia.

Pero más que esta situación, nuestro Colegio también ha querido muy especialmente ayudar a vivir en la Fe, en la formación de la familia cristiana a tantas familias honestas y humildes que luchan todos los días por alcanzar una vida digna y buena, que se han ido integrando a la comunidad parroquial con sincero compromiso de cambiar su historia de vida a la luz y amparo de Jesús.

Originariamente, el proyecto de una escuela apuntaba a tres aspectos básicos del desarrollo personal y que eran la educación, el culto y la interrelación personal entre niños y adultos. Se contemplaba la construcción de una escuela básica con una cantidad de 6 salas en que funcionaría una sala como jardín infantil y educación pre- escolar, además de las correspondientes salas de clases para la enseñanza de 1ª a 8ª año. Adjunto a las salas se contemplaba una multicancha que daría espacio a los niños en los recreos y permitiría actividades de diferentes tipos con la comunidad.

Estas mismas salas, después de las clases, podrían servir para la formación de jóvenes y adultos mediante talleres enseñando oficios y entregando cultura. Todo para darles esperanzas de desarrollo personal.

Con la construcción de una capilla, la casa parroquial y las salas para reuniones, se permitiría que un sacerdote viviera allí y fuese el nexo entre la comunidad, la iglesia y la escuela. Esto ayudaría a formar grupos humanos que se comprometieran con los valores cristianos, para que poco a poco se fueran arraigando en las familias la unidad, el respeto y el cariño. Construyendo un lugar de reunión se permitiría que la comunidad se pudiera juntar, plantear sus problemas y buscar soluciones, lo que incentivaría la comunicación, la cooperación y el entendimiento entre las personas.

El SERVIU Metropolitano, con fecha 31 de marzo de 1998, entregó en comodato por 25 años renovables al Obispado de San Bernardo dos terrenos ubicados en las poblaciones Andes 1 y Andes 2, cuya superficie es de 5.248 mts.2 y de 4.567, 50 mts.2, en las que en la actualidad se emplazan las sedes de E. Básica y E. Media con la escuela de Adultos respectivamente. La construcción del colegio se inicio el año 2000.

Hoy se cuenta con dos sedes; una, ubicada en Los Alpes Nº 14340, de Enseñanza Básica en que se atiende alrededor de 580 alumnos, en los niveles de Kinder a 8° Básico; otra, ubicada en Avda. Padre Hurtado Nº 14600, en que está la E. Media con los niveles de 1° y 2° en modalidad Humanístico Científica y los niveles de 3° y 4° con la modalidad Técnico Profesional en las especialidades de Contabilidad, Servicios de Alimentación Colectiva y Electrónica, en jornada diurna se atienden a 450 alumnos y la jornada Vespertina funciona, en esta misma sede, la Escuela de Adultos con aproximadamente 240 alumnos que están regularizando sus situación académica. Sin lugar a dudas la Fundación San Pedro ha decidido que su acción se realice en los sectores que más se necesita, pues el objetivo no es hacer un colegio sino que fundar una institución que forme a las familias y les brinde las posibilidades para que los alumnos del colegio puedan crear su propia familia con valores y virtudes humanas y religiosas que les permitan cambiar su historia de vida llena de pobreza y postergaciones que no hace sino replicar esta situación.
Así entonces el colegio es un agente de cambio en medio del mundo, es la voz de Cristo y su Iglesia, para los abandonados y postergados.



  • Sección Educación Media Humanístico Científico y Técnico Profesional,
  • Av. Padre Hurtado 14.600 San Bernardo
  • Santiago de Chile
  • Fono: +(56 2) 2845 32 19

contador de visitas

Colegio -- phono:22 8453219
ptamayo@colegiosanbernardoabad.cl
www.colegiosanbernardoabad.cl/